Comienza el nuevo viaje de Cosmos: una odisea en el espacio-tiempo

Pregúntele a alguien que nació en los setentas o antes si se acuerda de la serie de televisión Cosmos. Muchos recordarán a Carl Sagan hablando del espacio, la vida y la ciencia en su programa de televisión de 1980, pero si hace la misma pregunta a adolescentes o adultos jóvenes lo mirarán con cara de “de qué me hablas?”.

Eso está por cambiar comenzando esta semana. Cosmos regresa a la televisión con Neil deGrasse Tyson en una producción renovada y enriquecida con la última tecnología audiovisual. La nueva versión comienza con una imagen de Tyson en el mismo acantilado que Sagan pisó en el primer capítulo de la serie original. Los paralelos a la serie de los 80 continúan con muchas referencias gráficas al original. Pero el contenido es fresco, renovado y con referencias a los problemas de nuestra era.

El viaje empieza con una promesa de que la jornada nos llevará a los lugares más remotos del espacio, pero también en un viaje por el tiempo, en el cual viajaremos desde el origen del universo hasta los últimos descubrimientos de la era espacial.

El universo infinito

La maravilla visual comienza con un viaje en nuestro sistema solar (sin incluir Plutón por supuesto) y nos lleva aún más allá, a un espacio en donde el concepto de infinito aparece cuando nuestros instrumentos científicos nos dejan ver un universo mucho más allá de lo que nuestros sentidos pueden comprender.

Pero la historia de un universo infinito no comienza con nuestros instrumentos, sino con ideas revolucionarias que primero plantearon que la tierra no era el centro de un universo invariable. La historia animada de Giordano Bruno nos cuenta cómo ideas que contradicen el dogma de la época pueden inspirar la búsqueda científica que termina con una nueva visión de nuestro cosmos.

Un viaje en el tiempo

Para ponernos en perspectiva, si condensamos la historia del universo desde el Big-Bang hasta el día de hoy en un sólo año, el calendario del cosmos se vería así: Por la mayor parte año no pasa mucho, nuestra galaxia (la vía láctea) se forma el 15 de Marzo del calendario cósmico, nuestro sol y los planetas se forman el 15 de Agosto y la vida en el planeta tierra el 21 de Septiembre. Para el 9 de Noviembre los seres vivos ya se movían, respiraban y se reproducían sexualmente. Para el 30 de Diciembre un asteroide cambia de manera abrupta la vida en la tierra terminando con el reino de los dinosaurios. En la última hora del 31 de Diciembre aparecemos los humanos, y es sólo en el último segundo, del último día, del último mes de nuestro calendario cósmico (unos cuatrocientos años) que el hombre desarrolla el método científico y gana acceso al espacio.

Yo se lo mucho que el Cosmos de Carl Sagan significó para mí, y la inspiración para muchos de mis amigos para comenzar una carrera en ciencia, y espero que este nuevo Cosmos lleve la misma inspiración a nuevas generaciones. Enhorabuena!

Anuncios

Autor: Ivan Fernando Gonzalez

I am a bilingual scientist, science communicator, and community builder. I use storytelling and my multidisciplinary scientific training to connect communities and to amplify the positive impact of science. Find more at: www.ivanfgonzalez.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s